domingo, 25 de noviembre de 2007

Arengué

Rontxi:

Te disculpo que no escribieses antes pero hoy ya es pasado mañana y ahora espero otro antes que sea realmente antes y no tener que esperar al día siguiente de que me escribas para que sea antes.

Arengué a los arenques: están lanzando adoquines a la vecina de las galletas, que responde bateando con el rodillo. Necesito tierra y sacos para levantar una trinchera o, mejor, un piso sin hipoteca. Me he puesto los cascos del mp3, pero temo que no sirvan de nada si me alcanza un pedrusco en el coco.

Mándame el calendario de Sgt. Peppers del año pasado pero con los días de 2005, si es posible. Fue un gran año. Querría repetirlo. Fue un gran año.

No eches tacos, o tendré que lavarte la boca con jabón de jabugo. Me alegra que Antxón no te partiera las piernas, gracias al viejo truco de las camisetas –aunque ahora le debas dinero y camisetas guapísimas-.

Abrazos,

Tronch

1 comentario:

martin dijo...

Estuve en el Ikea de Málaga, vi unas latas de arenques y, emocionado, me acordé de estas historias...